A los visitantes...

Este Blog responde a mi inquietud por compartir historias y fotografías relacionadas con pilotos, marcas y personajes ligados a la F-1. Las fotografías en su gran mayoría han sido recopiladas de foros y páginas webs, si alguien piensa o siente que alguna de ellas le pertenece o es autor directo y no quiere que sea exhibida en el blog puede contactarme vía e-mail. En caso de extraerse material del blog, se ruega citar la fuente o el autor de lo que se ha tomado. Se agradecen las lecturas y cualquier comentario, aporte o corrección es muy bienvenido.
_____________________________________________________________________________________

domingo, 26 de diciembre de 2010

Alfonso de Portago: "Héroe de leyenda" (Parte 3)

_____________________________________________________________________________________
El Ultimo Beso...



"Si muero mañana, habré vivido 28 años maravillosos". (Alfonso de Portago)

Después de aquella gran actuación en el Gran Premio de Cuba, Alfonso viajó a Florida para tomar parte de las "12 Horas de Sebring". De dichas 12 horas, Fon guió el Ferrari durante 9, debido a que su compañero en esta prueba, el italiano Luigi Musso se encontraba muy deprimido por la muerte de Eugenio Castellotti, fallecido una semana antes, en el autódromo de Modena.

A estas alturas Fon había ganado el respeto de los más grandes. Su próxima carrera sería la competencia de las Mil Millas, de la cual ya había dicho: "Una carrera que no me gusta es la Mille Miglia. No importa cuánto entrenes, posiblemente nunca conocerás 1.000 millas de carreteras italianas tan bien como los italianos. Y como dice Fangio, si tienes dos dedos de frente, en realidad no puedes conducir rápido. Hay cientos de curvas donde el más pequeño error del piloto mataría a 50 personas. No puedes evitar que los espectadores no se agolpen junto a la carretera, no podrías impedirlo ni con el ejército. Es una carrera que espero no correr nunca"

Anteriormente le había escrito a Dorian Leigh, madre de su hijo Kim, lo que sería una nota premonitoria: "Como sabes, yo no quería correr la Mille Miglia. Entonces Ferrari me dijo que tenía que hacerlo, por lo menos en un coche de Gran Turismo. Más tarde me dijeron que tenía que hacerlo en un 3800 cc sports car. Eso significa que mi "muerte prematura" bien puede acontecer el próximo domingo". También le escribió a su amigo el piloto argentino Roberto Mieres, manifestándole la presión de Ferrari para que corriera en la prueba.

Tan a menudo había mostrado desprecio por el peligro y lo había desafiado, sin embargo ahora empezaba a reflexionar: "Quiero ser campeón del mundo, pero pase lo que pase, dejaré de correr a los 35 años. Hay muchas otras cosas que me gustaría hacer y aunque llegase a tener cien años, no haría más que una quinta parte."

Y extrañamente alguna vez manifestó que los autos no le gustaban por sí mismos, no entendía nada de su mecánica y no le interesaba aprenderla; no le importaba brutalizarlos, para él sólo eran herramientas que le ayudaban a encontrar emociones y satisfacer su pasión por el riesgo y la competitividad.


Finalmente, acompañado de la actriz Linda Christian, se trasladó a Italia para competir en la XXIV edición de la Mille Miglia, y que sería su última carrera, Al volante de un nuevo 335S con su amigo Nelson de copiloto. A las 5.31 de la mañana el conde Aymo Maggi le dió la señal de salida. A mitad de carrera cuando disputaba el tercer lugar con el belga Gendebien, en el punto de chequeo de Roma, Linda Christian lo estaba esperando. Fon detuvo su Ferrari sin importarle la perdida de tiempo y recibió el beso de la actríz. Tal como una romántica escena de una película, Alfonso reanudó su rumbo mientras su amada le despedía agitando su mano en señal de adiós.


En tanto un semieje roto eliminó a Collins/Klemantaski a 130 Km de llegar a Brescia, víctimas de un percance similar al que sufriría el coche de Alfonso después y del cual los mecánicos le habían advertido en su última parada y que el español prefirió dejar pasar al igual que la sugerencia de cambiar neumáticos. Portago realizó una gran remontada hasta el tercer puesto, precedido por Taruffi y Von Trips, Enzo Ferrari decidió mantener las posiciones, ordenando a sus pilotos "conservar"...


Entre Mantua y Brescia, a poco del final de la carrera, el Ferrari iba a toda velocidad, en la enorme recta del término de Corte Colomba (en Cavriana, entre Goito y Guidizzolo), ya cerca de Brescia, a unos 40 kilómetros de la meta, a más de 250km/h la Ferrari número 531 perdió el control e hizo un inexplicable giro hacia la izquierda(por un reventón del neumático delantero izquierdo o la rotura de un componente de la suspensión, nunca se sabrá con exactitud), pegándole al marcador del kilómetro 21.

El coche dió un enorme salto y se estrelló contra un muro y un poste a más de 200 Km/h. Hizo una vuelta en el aire y cortó los cables telegráficos. En ese momento Alfonso y Nelson salieron despedidos del coche. Después de varias volteretas el auto le pegó a otro marcador y dió un giro en sentido contrario a la carretera donde finalmente cayó en una cuneta cerca de un pequeño puente. Alfonso resultó horriblemente mutilado, partido en dos por los cables, murió en el acto, nueve espectadores fallecieron también en el momento, incluyendo cinco menores y una treintena resultaron heridos. Las Mille Miglia morían al mismo tiempo. En su bolsillo se encontró un pasaporte diplomático español y una nota que que decía: "Soy católico. En caso de accidente avisen a un sacerdote".

video
Extracto documental publicado en plus.es



Video subido por NewVizaar (You Tube)

No quería correr la Mille Miglia. Un hombre más sabio no hubiese participado, aunque hubiese tenido que simular una enfermedad de conveniencia. No había hecho ni siquiera un entrenamiento completo del circuito, pero intentó superar a hombres que no podían recordar cuantas docenas de veces habían corrido allí. Quizá lo más triste de todo, hizo caso omiso a los mecánicos de Ferrari cuando le aconsejaron poner nuevos neumáticos para el tramo hasta Brescia y renunció a revisar las suspensiones y los neumáticos en el control de Bolonia para no perder más tiempo. El propio Ferrari, que asistió en Bolonia al último control, conociendo esta debilidad de sus coches aconsejó prudencia a sus pilotos en los 300 kilómetros que faltaban.

Aunque Johnny Lurani (como Enzo Ferrari) dice que a DePortago se le reventó el Englebert delantero izquierdo, VonFrankenberg y Daley aseguran que el fallo fue del eje trasero. Según Enzo Ferrari, el derrape previo de Fon en la Curva de Volta Mantovana había deteriorado el neumático delantero. Sin embargo, el piloto Gino Munaron era de otro parecer. Su amigo Fon le había adelantado en Piacenza, haciéndole señas de que su motor no iba. "Por el ruido que hacía, tuve la impresión de que rodaba en 10 cilindros. Yo también tenía problemas en mi coche, que tenía un defecto en el encendido. Y, si yo circulaba lentamente siendo un 2 litros, figúrense cómo andaba él. Se escribió que corría a 290 Km/h; un absurdo. Mi coche alcanzaba 210 Km/h y él iba más o menos como yo; poco más." Munaron opinaba que lo que se le rompió en plena recta al Ferrari del Marqués fue la dirección.

También Enzo Ferrari tendría parte de culpa por haber fomentado la rivalidad entre De Portago y Gendebien para sacar mayor rendimiento de ambos, conforme a sus arteras tácticas. Los dos querían ser confirmados como pilotos oficiales de Ferrari, y estaban dispuestos a hacer méritos: Gendebien deseaba explotar el potencial del 335S y optar a la victoria absoluta, mientras que DePortago prefería correr con el 250GT, que tenía más en mano y le era más cómodo; la potencia del 335S le asustaba un poco. Pero Ferrari les cambió las monturas. La justicia italiana, que acostumbra a abrir espectaculares atestados sobre los siniestros de competición, aunque luego queden en nada, decomisó todos los Ferrari y procesó a Enzo Ferrari y al titular de los neumáticos Englebert como presuntos responsables.

Portago sólo tenía 28 años aquel fatídico 12 de Mayo de 1957, durante aquellas trágicas Mille Miglia, se puso fin a una época dorada del automovilismo, truncándose la carrera del primer español que habría podido ser una de las más rutilantes estrellas de la especialidad. El deporte motor, como cualquier otro desafío, reserva la última recompensa para aquellos que son talentosos, tienen suerte y están totalmente dedicados. Portago tenía un enorme talento, más suerte que muchos, pero no tenía, en la mayor medida, la habilidad vital de concentrarse obsesivamente en un solo objetivo. El decía que había que tener la capacidad de concentrarse totalmente, pero no podía hacerlo tan rígidamente como, digamos, Stirling Moss o Phil Walters.

Stirling Moss opinaba de él: "Si Portago hubiera continuado corriendo, habría llegado a ser muy bueno. Pienso que Fon era un buen conductor, pero que no se tomaba las cosas con la seriedad necesaria. Las carreras de autos no son lo mismo que una carrera de descenso en Cresta. Fon quería divertirse, y esta es una de las razones por las que el público le amaba. Siempre estaba de broma. Si hubiera seguido dos años más..."

Carrol en el funeral, acompañada de sus dos hijos.

"Puede sonar sentimental, pero creo que debido a que los pilotos estamos muy cerca de la muerte cada domingo, apreciamos más la vida. Estoy seguro de que yo amo más la vida que el hombre corriente. Quiero obtener algo de cada minuto, no quiero tiempo desperdiciado. La gente dice que los pilotos son temerarios a los que no les importa si van a vivir o no, y tú has podido leer historias sobre mí y mi flirteo con la muerte y todo eso. Tonterías, nada más que tonterías. Yo quiero vivir muchos años, quiero llegar a ser un hombre muy viejo. Estoy encantado de la vida. Pero no importa cuánto viva, no tendré tiempo para hacer todas las cosas que quiero. Nunca podré escuchar toda la música que quiero, leer todos los libros que quiero, tener a todas las mujeres que quiero tener, no podré hacer ni un 20% de lo que quiero hacer. Y mi intención es sacar siempre algo de lo que hago. Por ejemplo, yo no correría si no estuviese seguro de que puedo ser campeón del mundo"

"No he hablado de esto con mucha gente. Sabes, España no ha tenido un nuevo héroe nacional durante muchos años, muchos. Esto es lo que significa el campeonato del mundo para mí. Cuando deje de correr, iré a España y entraré en la política".




Fuentes, extractos, fotografías y consulta de textos de E. J. Lezcano, F. García, Ed McDonough, jmfangio.org, pilotos-muertos.com, Sentimientos, frases y recuerdos (María), Padockclub, Klemanstanski, Peter Coltrin, Hulton.

3 comentarios:

  1. Muito bom, wladimir. Parabéns!
    Rever o vídeo me abalou um pouco...

    Felicidades nos próximos trabalhos.
    Sempre que puder, eu estarei aqui te prestigiando.

    Beijocas.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen trabajo y con mucha informacion, me encanta, era un gran piloto y podia haber sido mejor pero murio haciendo lo que mas le gustaba que era correr.

    ResponderEliminar
  3. Vivió de prisa y así partió también. Gracias por leer y comentar.

    Saludos.

    ResponderEliminar